separador-camino-de-santiago

La Aventura de ser Peregrino

El Camino Francés
Astorga – Fisterra

iconos-flecha-camino < PARTE 1 > / < PARTE 2 > / < PARTE 3 >

concha-camino-de-santiago

Saint Jean Pie de Port – Fisterra – 989,9 km

Esta es la – TERCERA y última parte de mí historia sobre el Camino de Santiago de Compostela en solitario. Aquí muestro por etapas, una breve narrativa de mí experiencia como peregrino. Espero que lo disfruten y se animen a realizarlo.

iconos-flecha-camino 20-07-2019 / Astorga – El Acebo de San Miguel


Día 21: Astorga – El Acebo de San Miguel
Distancia: 40,70 km
Distancia acumulada: 621,09 km
Una de mis favoritas, contadas con una mano. Así es la ruta de hoy. Temprano, 5:20 a.m. empiezo a salir de Astorga, vuelvo a las aceras y el asfalto, la etapa donde pensaba quedarme, era Foncebadón, son las 10:30 a.m. me siento en la acera, es muy temprano, me sentía bien y venía la etapa de montaña, una vez que comenzara a caminar no tendría vuelta atrás, así que hice lo mismo que Juan Salvador Gaviota, seguí a mi voz interior, tome el morral y me escape del grupo que ya empezaba a llenar los albergues. Empiezo a subir y voy dejando el pueblo atrás, atrás, el sendero se torna de baja y media montaña, entre bosques de pino medievales empiezo a moverme, los cambios de ecosistema de baja a media son constantes, siento como empiezan a recargarse las baterías, la subida se extiende por unos cuantos kilómetros y llegamos a la cumbre, la Cruz de Ferro, termino el ascenso desde Astorga, ahora vendría la bajada, escondiéndome del sol a la primera oportunidad y poco a poco llegue hasta un pueblito, que está genial.
Hoy fue un buen día.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 21-07-2019 / El Acebo de San Miguel – Columbrianos


Día 22: El Acebo de San Miguel – Columbrianos
Distancia: 29,78 km
Distancia acumulada: 650,87 km
Llevo varios días que no sé del grupo, veo caras nuevas, me mantengo aislado de las personas, las historias se entremezclan al verlas pasar, una por una, como en el mago de Oz, aparecen hombres de hojalata esperando que el camino les dé un corazón, espantapájaros buscando paz para su mente y alma, leones cobardes, enfrentándose a sus propios temores, buscando valentía. Pero todos van serios, tienen todo calculado, un itinerario que no pueden dejar aún lado y eso me llevo desde hace un par de días a reflexionar sobre El Principito, aquellos adultos que no entendían el dibujo de la culebra que se tragó un elefante, decían que era un sombrero, habían dejado de ser niños, ya no veían con el corazón, ya no eran niños. Así, como el Principito me consigo en cada pueblo o planeta un Rey que te dice cuales son las normas del lugar, que hacer o no hacer, después me encuentro aquellos vanidosos todo el tiempo hablando de sus grandes hazañas y largas caminatas, después aquellos hombres de negocios que se aprovechan del peregrino, seguimos con el farolero, aquellos que hacen su trabajo con la mejor dedicación y por último antes de llegar a la tierra se encuentran aquellos que todo lo saben, cualquier cosa que sea del camino, la saben, pero nunca han hecho el camino. Aveces tenemos que ver con ojos de niños las cosas que tenemos a nuestro alrededor, porque lo que realmente hace hermoso el camino es lo que guarda dentro.
Hoy conocí Ponferrada, increíble lugar, la entrada y salida de la ciudad es muy agradable, hoy es miércoles, las entradas a todos los museos o sitios históricos es gratis, conocí, el palacio templario, 3 iglesias, el museo de la radio, el museo de Bierzo, lo recorrí completo, fueron más de 5 horas de recorrido, compre mi comida de marcha y continué mi camino hasta conseguir un albergue fuera de la ciudad.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 22-07-2019 / Columbrianos – Pereje


Día 23: Columbrianos – Pereje
Distancia: 30,92 km
Distancia acumulada: 681,79 km
Caminar ya es un hábito, el camino habla por sí solo, absorbe el sudor y las lágrimas de aquellos que pasan, el asfalto no tiene compasión, evapora cualquier sentimiento que tu cuerpo quiera reflejar.
Tu vida se resume en caminar, comer y dormir, la naturaleza tiene una voz muy sutil, un tono imperceptible para muchos, todo lo que necesito lo llevo en mi mochila y en mi corazón.
Villafranca del Bierzo es un poblado para conocer, las iglesias y museos se encuentran muy bien ubicados.
La temperatura a la sombra se disparó a 36°C, ya es hora de buscar un albergue, me mantengo alejado de las personas sin ningún inconveniente, los que comenzaron solos ya formaron sus manadas, se identifican muy rápido a los machos alfa, llevo tiempo que no veo a ninguna persona de los que me acompañaron durante gran parte del camino, caras nuevas me saludan y sonríen.
Mañana llego a Galicia, se nota en el acento de las personas y la arquitectura que rodea cada pueblo, ya estamos cruzando los montes de León.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 23-07-2019 / Pereje – Hospital da Condesa


Día 24: Pereje – Hospital da Condesa
Distancia: 33,54 km
Distancia acumulada: 715,33 km
Los primeros 13 km son en asfalto, en un par de horas ya me encuentro en la base de la montaña, descanso 10 minutos con la emoción que siente un niño en navidad, comienzo a subir, mantengo un paso sostenido por un sendero hermoso, media montaña, paso el primer pueblo, el cuerpo no quiere detenerse, me fijo en su estética, colores y olores, quiero saber que hay más arriba, llego al segundo, sigo, quiero conocer más y después de 10 km de montaña cuesta arriba llego a O Cebreiro, es temprano, aprovecho en conocer el lugar, visito su iglesia, al entrar me recibe el párroco, me dispongo a rezar, a dar las gracias por el camino, por la gente que está y ya no está, al salir el párroco me pregunta, donde comencé el camino, «Francia padre» se me queda viendo, me pide la credencial para su sello, son dos, uno del pueblo y otro de la parroquia, cuando me dispongo a salir me entrega un crucifijo de madera, algo psicodélico, «para que te proteja en el camino, otro de esos momentos mágicos, salgo a descansar, empiezo a revisar mi morral, algo que me ayude a seguir la marcha, llega un grupo de turistas de avanzada edad, yo me deleitaba con un trozo de chocolate, solo tenía un café y dos refrescos, esa seria mi única comida por los momentos, preguntan: «donde comenzaste» termino de saborear el chocolate que tenía en la boca, “de Francia, de San Jain”, todos empezaron a tomarme fotos, abrazos iban y venían, me sentí apabullado, como el elefante del circo, los recibí con el amor que ellos me daban, el camino me estaba dando un mensaje por el trabajo que había hecho en estos días.
Decido seguir, llego al siguiente pueblo, las vistas son espectaculares, consigo una iglesia que parecía cerrada, se encontraba dentro del cementerio del pueblo, al tocarla reja de hierro antiguo se abre, entro con algo de susto, aún lado una mesa, el sello para mi credencial, «seguro nadie tiene este sello, quien va a entrar aquí, entre lápidas» decido continuar, quería seguir explorando, llego al siguiente pueblo, que bonito es Galicia.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 24-07-2019 / Hospital da Condesa – Sarria


Día 25: Hospital da Condesa – Sarria
Distancia: 44,03 km
Distancia acumulada: 755,36 km
Muchas personas comenzando el camino desde O Cebreiro, albergues llenos. Salí temprano como siempre, sabia que hoy me despediría de las montañas, después del alto el Poío comienza el descenso, llego a la cumbre de la montaña, el sol está saliendo, me tomo un café y me dedico a disfrutar de la salida del sol, empiezo a descender, voy cruzando montañas hasta llegar a Samos, el monasterio es unos de los más bonitos en la ruta, empiezo a sacar cuentas, descanso por más de media hora, llevaba 30 km, si sigo caminando no voy a conseguir albergues hasta pasado los 40 km, mañana es domingo todo va a estar cerrado, no me queda comida para los días siguientes, decido continuar, voy bordeando un río que refresca mi cuerpo y alma, camino entre encajados corredores, castaños, robles, chopos, álamos y otros árboles de ribera me acompañan en el camino, antiguas aldeas techadas de pizarra como si el tiempo se hubiese detenido me dan paso, quiero ver más, voy extasiado, consigo algunas frutas por el camino, la ropa me huele desde hace dos días a bosta de vaca, los pueblos son de agricultores y ganaderos, no existes los pueblos ciudades, son pequeños de una sola calle.
Es importante decir que después que uno realiza el trayecto a la siguiente etapa el trabajo no ha terminado, uno llega, se baña, lava la ropa, come y tienes que salir a conocer la zona, eso tiene un estimado de 5 km más al día.
Ya estoy en Sarria, las calles infectadas de personas que comienzan desde aquí, parecen niños que comieron dulce, están hiperactivos ya veremos que pasa mañana y si el plan que llevo sigue funcionando.
Saludos y abrazos a todos
“Nos vemos por el sendero”

iconos-flecha-camino 25-07-2019 / Sarria – Portomarín


Día 26: Sarria – Portomarín
Distancia: 28,79 km
Distancia acumulada: 784,15 km
Después de estos 25 días de camino y en solitario sin ningún percance he llegado al caos masificado, en Sarria me robaron la toalla, se activa esa alerta que solo los Venezolanos conocemos, cada pieza que llevo acuestas son una extensión de mi  cuerpo, de mi existencia, duele.
Pierdes al peregrino y consigues al Turigrino por donde voltees la mirada, nadie saluda, no te dan los buenos días y mucho menos te desean buen camino, sin importar que los saludes no recibes respuesta alguna, te das cuenta de que son nuevos, porque cuando caminan no ven a su alrededor, no disfrutan el paisaje, quieren pasar por el camino sin saber que el camino pasa por ellos. Todos los cuentos de las notas pasadas se concentran en este último tramo del trayecto, solo me faltan las cotufas para disfrutar tanta variedad.
Hoy estuvo duro el camino la lluvia no cesaba y con ella venia el frío y la neblina, esta vez no buscaba sombras para protegerme del sol, los techos de los graneros se volvieron mi refugio. La entrada a Portomarín es espectacular, los domingos son folclóricos, muy bonito, falta poco y el camino me sigue poniendo aprueba.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 26-07-2019 / Portomarín – Casanova


Día 27: Portomarín – Casanova
Distancia: 34,44 km
Distancia acumulada: 818,59 km
Decidí tomarme con calma las últimas etapas queme quedaban, ir con la multitud, he de intentar vivir una nueva experiencia. En la noche intentando descansar y pensando sobre el día que había tenido, los turigrinos no dejaban de entrar y salir de la habitación con sus linternas alumbrando a todas las personas del cuarto, sin cesar de hablar hasta pasada las 12 de la noche, “no puedo con esto, tengo que cambiar de estrategia», la única solución que encuentro es volver a mi rutina, levantarme a las 5 a.m. y quedarme a dormir en un pueblo intermedio. ¡Eureka!, Volví a mi Soledad, vuelvo a disfrutar del paisaje, ya me queda poco, me preocupo, no puedo escuchar lo que el camino me quiere decir, el tic tac de los bastones que las personas usan no me deja, por dentro pienso, ya solo me quedan unas Iglesias y estoy en santiago, en ese momento para mi sorpresa en una ermita pequeña me consigo a un señor invidente que sella credenciales con un sello muy especial templario y al investigar descubro que dicha estructura fue creada por los templarios en el año 1200 y en una esquina la bandera de Venezuela, la única bandera y objeto entregado en ofrenda, cuando le pregunto de donde salió y porque se encontraba en el lugar su única respuesta fue: “tiene un significado místico, no sabría decirte ahora, hace tiempo que la dejaron, pero si te acercas y la observas bien, te darás cuenta de que se trata”, para mi sorpresa empiezo a leer lo que dice y como decimos, se me aguo el guarapo y los ojos se me humedecieron al ver que lo que estaba escrito eran los nombres de todas aquellas personas que han muerto en Venezuela, nombres conocidos de la resistencia, el camino me había enviado otro mensaje, seguía hablando, diciendo: “hey, sé que estás aquí, esto no ha terminado, es contigo” en el medio de la nada, reconocí aquellos nombres que en algún momento lloramos y vimos partir, otro motivo por el cual estás aquí, no te olvides de ellos. Mágico momento que movió mis entrañas desde lo más profundo.
Falta poco pero el viaje aún no termina, ya veremos.
«Nos vemos por el sendero»


P.D. Me siento como una parte de la letra de la canción de Soda Estéreo, en la ciudadde la furia : “Donde nadie sabe nada de mí pero yo soy parte de todos”

iconos-flecha-camino 27-07-2019 / Casanova – Salceda


Día 28: Casanova – Salceda
Distancia: 36,29 km
Distancia recorrida: 854,88 km
Ya el camino comienza a despedirse de mí. 5 a.m. comienzo la marcha, no hace frío, los primeros 10 km pasan rápido, llego a una terraza para tomarme un café, me quedan 15 km para Arzúa, etapa en la que todos los que vienen atrás se quedan, entre pueblos y senderos me voy moviendo, el eucalipto predomina en esta zona, los senderos son autopistas de tierra, llego Arzúa, me siento a tomarme un refresco enfrente del albergue, el camarero me hace tres preguntas: ¿de dónde soy?, ¿de dónde salí?, y ¿cuántos km he recorrido?, le respondo a todas, 840 km aproximados, de una mesa sale un macho alfa con voz arrogante rodeado de amig@s, “mentira, los 800 los cumples mañana al llegar a santiago”, yo me volteo y le explico que eso es lo que marca el GPS, vuelve a exclamar, “no hay tantos kilómetros de una etapa a otra”, caigo en cuenta que son turigrinos y les comento que pueden revisar la info documentada en la app de Garmin, no tengo ningún problema que revisen la información, detengo el tiempo que llevaba hasta Arzúa y les entregó el móvil, empiezan a ver los datos, pasan 10, 15, 20 minutos uno de ellos saca su móvil para sumar las distancias, preguntan, ¿y estas vueltas que aparecen aquí fuera del camino que significan?, a lo cual yo les respondo, eso son los desvíos a los lugares de interés históricos que uno tiene que visitar cuando hace el camino, porque de nada sirve venir hacer el camino y solo recorrer las distancias que hay de una etapa a otra, se ven unos a otros, hablan tan bajo que no los puedo escuchar, uno de ellos se levantan de la mesa y se dirige al bar, para mi sorpresa sale con unos shot de Orujo, se sienta y me dice, “nosotros no realizamos las visitas a esos lugares, nosotros vamos a tomar cerveza a los bares, no somos creyentes pero ahora creemos en tu palabra, brindemos”, así que como un trago de tequila tome esa pócima gallega que me activo hasta el tuétano, me despedí de la manada y continué mi camino hasta alejarme 12 km de la muchedumbre.
Ahora a descansar, el final está cerca, ¿o no?
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 28-07-2019 / Salceda – Santiago de Compostela


Día 29: Salceda – Santiago de Compostela
Distancia: 29,43 km
Distancia acumulada: 884,31 km
Hoy solo tengo dos fotos para todos los que me han acompañado en este viaje, una de ellas es la tumba del apóstol Santiago, poco tengo que decir en este día tan especial y a la vez extraño.
Fueron 884,31 km., aprendes a vivir en la Soledad, disfrutas la alegría y la tristeza, no hay abrazos ni besos que caliente y apacigüen tus dolores o celebren tus triunfos, solo aquellos recuerdos que te dan fuerza en tu caminar, fueron tantos como la cantidad de pasos que di, lo malo lo dejas pasar y te quedas con lo bueno, lo bueno es lo que te impulsa a seguir.
El camino es como una montaña rusa con subidas y bajadas, aprendes a vivir, a disfrutar el ahora, el pasado ya se fue y el futuro es intangible, solo tienes que dar lo mejor de ti.
Este viaje es en honor a mis padres que a pesar de no encontrarse hoy físicamente a nuestro lado, siempre estuvieron guiando mis pasos, gracias, nunca los vamos a olvidar, siempre estarán con nosotros hasta que llegue el día que nos volvamos a ver.
Un fuerte abrazo a todos, aprecio muchísimo el tiempo que tomaron en leer mis notas.
Se les quiere un montón. «Aquí comienza el final de la aventura
«Nos vemos por el sendero’’

iconos-flecha-camino 29-07-2019 / Santiago de Compostela – Piaxe


Día 30: Santiago de Compostela – Piaxe
Distancia: 32,12 km
Distancia acumulada: 916,43 km
El Codex Calixtinus (Códice Calixtino) del Peregrino escrito en el siglo XII, hace alusión a Fisterra o Finisterre como la última etapa suprema del Peregrinaje, es el lugar donde predicó el apóstol Santiago, donde se originaron muchos de los milagros del traslado Jacoheo, donde se encontraba el Ara Solis, altar de adoración al sol, el apóstol Santiago destruyó este sitio de culto pagano para construir una ermita la cual fue destruida tiempo después. El códice calextino, tomo II, cuenta que los discípulos del apóstol Santiago viajaron a Dugium, sumergida actualmente en el mar para solicitarle al gobernador romano enterrar los restos de su maestro, pero los encierra, logran huir y llevar los restos a Santiago de Compostela.
En aquel entonces los peregrinos que llegaban a Santiago de Compostela se acercaban a la urna del apóstol, era lo más cerca que podían estar de Dios y después seguían su camino a Finisterre ya que se pensaba que la tierra era plana, el fin del mundo, el punto más lejano del continente y eso los acercaba mucho más a Dios, siguiendo los pasos del apóstol Santiago. En este viaje, no hay entrega más grande que llegar al fin del mundo.
Ayer fue un día muy duro en Compostela, muchas horas para las visitas y compras de marcha, mi cuerpo no tuvo descanso, hoy en la mañana comienza una guerra titánica entre mi cuerpo y mi mente, mi cuerpo no quería seguir, para él, ya había acabado el camino, mi mente le decía que siguiera, los primeros 15 km fue una dura batalla, estaba cansado, pero mi mente lo obligaba, yo desde lejos visualizaba dicho enfrentamiento, poco a poco la mente fue domando al cuerpo hasta que a este no le quedó otra que rendirse. Me muevo por donde los discípulos del apóstol marcaron sus huellas, vuelvo a vivir la historia, la verdadera historia del peregrinaje, estoy en lo mejor, de lo mejor de la ruta, entre montañas y rutas romanas me muevo al fin del mundo, se siente y se palpa al peregrino original, poca gente sigue este camino.
La aventura continúa, estamos en la etapa final.
“Nos vemos por el sendero”

iconos-flecha-camino 30-07-2019 / Piaxe – Hospital


Día 31: Piaxe – Hospital
Distancia: 35,67 km
Distancia alcanzada: 952,1 km
Noche fría, 5 a.m., un frío que te sube por las vértebras hasta la nuca, los pelos se me erizan, se escuchan ruidos, alumbró con la linterna al bosque y veo como ilumina los ojos de algún animal, tan alto como yo, escucho el tic tac de unos bastones a mis espaldas, volteo, no veo nada, no me gusta lo que siento, parece una noche escrita de Stephen king, después de seis kilómetros llego a un bar en el medio de la nada, es de noche, pido un café, espero a calmarme antes de seguir caminando, lo termino, sigo la marcha, el camino es uno de los mejores que he realizado en estos 31 días, voy cruzando montañas, la ruta original fue tapada por el embalse, sigo la nueva ruta, cruzando puentes y Ríos, para alguien que vive en el mar ya siente ese aire que viaja por las montañas con olor a sal. Falta poco, mañana se termina este viaje, solo me quedan 30 km.
Ahora si estoy en la etapa final.
«Nos vemos por el sendero»

iconos-flecha-camino 31-07-2019 / Hospital – Fisterra


Día 32: Hospital – Fisterra
Distancia: 37,80 km
Distancia acumulada: 989,9 km
6:20 a.m. inicio la marcha, una noche tranquila, se ven muchas luces en el horizonte, voy dejando la montaña, ya veo el mar, se ve Fisterra a la distancia, falta poco, pienso como voy a hacer para llegar a Muxía, el tiempo se me acaba, el 4 de septiembre tengo que estar en Logroño, son dos días más y con el regreso no me dan las cuentas, llego a Fisterra, paso de largo la parada de autobús, no sé que hacer con Muxía, es importante, es el lugar donde la virgen María liego en una barcaza a visitar al apóstol Santiago, el lugar es reconocido por realizar numerosos milagros, tengo que terminar en ese lugar, sigo caminando hasta llegar al km O, ya no puedo ir más lejos, el camino, se acabo, no tengo donde pisar, sigo andando hasta el borde del acantilado, ya no tengo a donde ir, en ese momento de la tarde, se me ocurre que la única manera, es tomar el autobús, pero eso sería hacer trampa, mi conciencia no lo acepta, pienso en una solución, pedirle a la Deidad, “Virgencita mañana me voy a pie y en algún momento en la carretera hago autoestop, si quieres, me llevas en ruedas o andando, pero tengo que terminar en Muxía.”, me llega un mensaje, una amiga y su familia en Lugo me escribe que mañana me viene a buscar y me llevan a Muxía, terminamos en Santiago, viejas amistades de esas que el tiempo pasa pero el cariño es el mismo, no lo puedo creer, de la nada, como un email, tengo respuesta, el mensaje llegó.
De regreso del faro veo como los km aumentan, el camino se despide, ya voy de regreso y me dio su estocada final.
Así que mañana terminaré con el final de esta loca aventura, al fin del mundo.
Como dice el certificado:
“he llegado al final del camino jacobeo”

iconos-flecha-camino 1 – 2 y 3 de septiembre de 2019 / Regreso!!!


Regreso!!! Día 33,34 y 35: Fisterra – Muxía – Santiago de Compostela – Burgos – Logroño
Ya estoy de regreso, no sin antes pasar por Muxía
Fisterra, 12 del medio día, encuentro con viejos amigos, mucha felicidad, después de 32 días es la primera vez que me subo a un coche, es la primera vez que hablo persona a persona con gente conocida, mucho tiempo sin vernos pero parece que fue ayer, se siente raro, es bonito reencontrarse, hablan muy rápido, vienen de la ciudad del día a día, estoy lento para hablar, para moverme, para reaccionar, ya conozco esta sensación de otro viaje anterior. Llegamos a Muxía – al Santuario de la Virgen de la Barca, doy las gracias por el viaje, iniciamos nuestra salida a Santiago de Compostela, nos detenemos a comer algo por el camino, ya me encuentro en Santiago de Compostela, los autobuses y trenes están llenos hasta el miércoles, el miércoles es tarde, consigo un bus que me puede llevar a Burgos, hace 12 paradas en el camino y dura más de 8 horas, salir de Santiago es complicado, sobre todo, los fines de semana, más fácil es caminando.
Ahora comienza la etapa final del viaje, llegar a casa y volverse adaptar a la rutina. 4 septiembre cumpleaños de mi hermano, logré cumplir el itinerario que me había propuesto, estamos juntos, lo celebramos, necesito unos días para asimilar todo y volver a la rutina.
«El camino sigue, lo bonito es saber que no tienes idea a donde vas a llegar, pero sin importara dónde llegues, el recorrido hasta tú siguiente etapa siempre será lo mejor’’.

¡Saludos y abrazos a todos, gracias por estar virtualmente a mi lado en esta aventura, gracias por tomarse el tiempo de leer el registro de los días pero sobre todo, gracias!!!!

iconos-flecha-camino < PARTE 1 > / < PARTE 2 > / < PARTE 3 >

icono-tips-senderismo ¡Nos Vemos por el Sendero! icono-tips-tiendacampana